Cómo hacer sangria

Descubre la receta perfecta de sangria

Sangría brasileña

Sangría brasileña

Llega el verano, y una sangría refrescante no puede faltar en tu mesa. Pero para que no te canses de beber siempre el mismo sabor, puedes variar la receta original y hacer, por ejemplo, esta versión brasileña.

Una mezcla de vino tinto con otras bebidas, repleto de trozos de frutas tropicales maduras. Os sorprenderéis de ver ausenta entre sus ingredientes, pero lo cierto es que añadir el licor de absenta mejora la dulzura de la sangría sin utilizar endulzantes como el azúcar o la miel de las recetas tradicionales.

Si aún así, no os parece que está lo suficientemente dulce, podes añadir una o dos cucharadas de azúcar o miel.

Para hacer una auténtica sangría brasileña se necesita un montón de fruta fresca, que mayormente son tropicales: fruta de la pasión, kiwi, nectarinas y cerezas, que aportan mucho dulzor a la bebida por su cuenta.

Aunque la versión tradicional española es bastante agradable, la brasileña utiliza cachaça, que a diferencia de cualquier licor o el ron, está elaborada a partir de jugo de caña de azúcar fermentada. Esta bebida es la más popular en Brasil, y por eso no puede faltar en esta versión brasileña.

Hay muchas versiones de la sangría brasileña, seguramente en cada casa se hace de una manera diferente, sólo tienes que probar a añadir o quitar ciertos ingredientes hasta dar con las medidas que más te gustan.

Ingredientes para una jarra:

  • Fruta fresca troceada (fresa, limón, naranja, kiwi, uva, manzana o fruta de la pasión), al gusto
  • 30 ml de cachaça
  • 5 ml de licor de absenta
  • 30 ml de vino tinto (de cualquier calidad y marca)
  • 15 ml de brandy
  • 15 ml de licor de naranja

Preparación paso a paso:

  1. En una coctelera, machaca bien con un mazo de mortero la fruta picada, luego añade la cachaça, la absenta, el brandy y el licor de naranja y agítalo bien.
  2. Vierte el contenido de la coctelera en una jarra de cristal y agrega el vino tinto. Remueve todos los ingredientes para que se integren y la fruta se distribuya.
  3. Refrigera la sangría en la nevera durante varias horas, para que la fruta se embeba de los líquidos y sírvela en vasos decorados con más fruta fresca.

Una vez que la saquemos de la nevera, le añadimos hielo para que se mantenga fría. Se puede mantener la bebida en el frigorífico hasta 3 días, pero no creo que dure tanto. ¿Qué os parece? Recuerda que tenemos muchas otras recetas para hacer sangría en esta web. ¡Que disfrutes!