Cómo hacer sangria

Descubre la receta perfecta de sangria

Sangría en Thermomix

Antes de comenzar con el proceso de elaboración de la sangría, hay que decir que el vino que debemos utilizar debe ser sencillo, de botella o de brik. Nunca debemos desperdiciar un Rioja o un Ribera del Duero esperando que la sangría salga mucho mejor, porque seguramente ni sabrá a esos vinos ni la sangría sabrá como debería.

Modo de elaboración

En el vaso de la Thermomix pondremos el azúcar, el brandy, los zumos de los cítricos, la canela (en polvo) y el agua. Mezclaremos y coceremos durante 5 minutos a una temperatura de 80 grados y velocidad 1.

El líquido resultante tendremos que verterlo en una jarra grande que tenga las rodajas de limón y la naranja así como los dados de manzana y la canela en rama. Lo removeremos varias veces haciendo que todos los sabores se entremezclen entre sí.

Meteremos la jarra en la nevera durante 3 o 4 horas, aunque lo mejor es dejarla toda la noche y consumir al día siguiente, donde todos los sabores estarán ligados perfectamente.

El día después le echaremos el hielo, decoraremos la sangría con unas cuantas hojas de menta y ya estará lista, podremos servirla a todos nuestros invitados.

Debido a la gran cantidad de cítrico que tiene esta bebida, puede que resulte demasiado ácida, por ello debemos probar antes de servir y corregir con azúcar para dejarle el sabor perfecto.