Cómo hacer sangria

Descubre la receta perfecta de sangria

Sangría sin alcohol

La sangría también puede prepararse sin alcohol, por lo que los niños también podrán probar esta refrescante bebida durante la temporada de verano. Por eso vamos a daros la receta de cómo hacer una sangría tan original como esta. Las cantidades que os vamos a proporcionar serán suficientes como para hacer dos litros.

Ingredientes para hacer una sangría sin alcohol

Vamos a hacer la sangria:

Lavaremos, pelaremos, deshuesaremos y cortaremos en cuartos la fruta. La pondremos en el vaso de la Thermomix junto a la gaseosa. Mezclaremos durante un minuto a velocidad 2, con eso conseguiremos que se rebaje un poco el poder de las burbujas. Si lo que os gusta es que tenga burbujas la gaseosa la añadiremos al final.

Cuando acabe el programa añadiremos la canela, el cubilete de granadina, los zumos y el azúcar, programaremos la Thermomix a velocidad 3 durante unos 40 segundos y verteremos el contenido del vaso en una jarra y echaremos hielo.

Consejos finales

Para decorar la sangría, o los vasos donde se vaya a servir, podemos utilizar rodajas de naranja y de limón así como fresas o cualquier otra clase de fruto del bosque, lo que le aportará un aspecto diferente, un buen sabor y además podremos comernos la fruta.

Esta sangría es completamente “personalizable” como cualquier otra bebida de este estilo, es decir, que podremos sustituir algunos ingredientes por otros, lo que hará que tengamos que reducir o aumentar un poco la cantidad de azúcar para poder regular el nivel de dulce que tiene.